YO JUEGO, TÚ JUEGAS… JUGAMOS TODOS

Por Tábata Riquelme

 

Es inevitable que, al recordar nuestra infancia, se nos vengan a la mente imágenes con nuestros amigos y las largas jornadas de juego que vivíamos. Al crecer, perdemos esos espacios y jugar se vuelve una actividad lejana, destinada solo para los niños y niñas.

Como Fundación Telefónica Chile reconocemos la importancia del juego y el rol que cumple en la vida de todas las personas, convirtiendo al niño(a) en un adulto feliz y saludable, ya que estimula áreas afectivas, cognitivas, físicas y sociales, que inciden positivamente en nuestra personalidad y nuestra vida. Para conocer más del tema, conversamos con dos expertos en infancia quienes guían y complementan esta perspectiva.

Pía Meza Maureira, educadora de párvulo y básica inicial, fue parte del voluntariado profesional en el proyecto de educación integral llamado “Ludotecas Sociales”, del distrito El Agustino en Lima, Perú, que tiene más de 20 años de funcionamiento. El voluntariado colaboró, principalmente, con orientación en la sistematización, asesoramiento pedagógico, determinación de la visión de las ludotecas y respaldo al contenido pedagógico de éstas. La finalidad de estos espacios es entregar a la comunidad un lugar donde puedan aprender de forma didáctica y más lúdica, recuperar la infancia y rescatar lugares públicos, para que los niños y niñas puedan compartir, jugar y socializar de forma libre.

En este contexto, Pía destaca cómo, a través del juego, se aprenden de manera entretenida normas sociales y roles, también les permite expresar cómo ven y quieren el mundo, siendo “el juego la actividad más seria que un niño o niña realiza, si uno de los participantes rompe una de las normas establecidas ocasionara un problema. Permite que aprendamos a socializar, tolerar la frustración, trabajar en equipo y liberar energías”. Y enfatiza que “cuando un adulto vuelve a jugar se siente renovado”, por lo que no se limita a la infancia, lo necesitamos siempre.

Marcelo Pérez Daza, psicólogo comunitario, es actualmente el director y coordinador metodológico de la ONG Coreto: Circo Social, organización que aplica las artes circenses como herramienta de intervención y transformación social, para un mundo más feliz y solidario.

Para Pérez, desde la perspectiva psicológica, el rol del juego en situaciones de peligro durante la niñez es fundamental, ya que:

“Los niños y las niñas, tienen y le dan significancia al mundo a través de juguetes, por lo cual ante situaciones de catástrofe o límites como lo sucedido en los incendios forestales en el Sur de Chile, el contar con juguetes y actividades lúdicas, pueden ayudar a generar resiliencia y asimilar la situación vivenciada, transformándose el juego en un factor protector”.

Jugar es, sin duda, una actividad fundamental en el crecimiento de los seres humanos. Como Fundación Telefónica, no hemos podido quedar indiferentes al sufrimiento de los niños y niñas afectados por los incendios forestales de febrero pasado, por lo que impulsamos una campaña de recolección de juguetes, para llevar un poco de felicidad y ayudar a recuperar la infancia de la comuna de Hualqui. Sé parte de esta iniciativa, haz tu donación de juguetes.

Recuerda “Un juguete, un niño o niña feliz”. Te esperamos en Espacio Fundación Telefónica de lunes a viernes 9:00 a 20:00 horas, y los fines de semana de 11:00 a 20:00 horas, en Providencia #127.

Image of joyful friends having fun on playground outdoors