noticias
  • Noticias

Los Voluntarios Telefónica celebraron su día internacional el pasado 16 de octubre, y en este día tan especial no podían dejar de lado lo que más les gusta hacer: ayudar a quienes más lo necesitan.

En todo el mundo, cerca de 14.000 Voluntarios participaron en alguna de las más de 500 actividades del Día Internacional del Voluntario Telefónica, prestando su apoyo a algunas de las personas que más lo necesitan de los países en los que el Grupo Telefónica está presente en Europa, Latinoamérica y Asia (China e Israel).

En Chile se realizaron diversas actividades en las que participaron más de 580 voluntarios, quienes trabajaron junto a Techo Chile en diversas comunidades.

En el edificio corporativo de Telefónica se llevó a cabo la Feria Solidaria durante todo el día, la que contó con la presencia de las fundaciones Arturo López Pérez, Las Rosas, Hogar de Cristo, además de las organizaciones Mat Pet y El Guille, las cuales ayudan a mascotas a encontrar un hogar definitivo mediante la adopción.
Paralelamente, se realizó la campaña de donación de sangre, en la que colaboraron 43 personas, convirtiendo a este en un viernes diferente dentro del edificio Telefónica.

Por su parte, la campaña de voluntariado digital pro animalista, impulsada por la Dirección de Estrategia y Regulación, convocó a 82 colaboradores y cumplió ampliamente su desafío de apoyar a las fundaciones Adopta y La Quiltrería. Gracias al esfuerzo y dedicación de los voluntarios, se pudo recaudar la suma de $600.000, los que serán utilizados por ambas instituciones para entregar más y mejor ayuda a los animales que acogen.

«Quisiera darles a todos mis más sinceras felicitaciones por el entusiasmo, aporte y energía entregados durante la semana pasada y particularmente el Día del Voluntario. Además, recordarles que éste es el principio de una labor que esperamos mantener en el tiempo, demostrando en cada actividad el compromiso de quienes conformamos el gran equipo de la Dirección de Estrategia y Regulación», dijo al respecto Fernando Saiz, director de dicha área.



Un viernes especial también fue el que vivieron los voluntarios de Antofagasta, quienes llegaron muy temprano hasta el Campamento Sofía (ex Juanita Cruchaga), uno de los más antiguos de dicha ciudad, y en el que según el último censo viven 119 familias chilenas y extranjeras.

Pamela Carvajal, una de las voluntarias que participó, cuenta que con el equipo trabajaron terminando techumbres, realizando instalaciones eléctricas, protecciones de ventanas y pintando el comedor de la sede social del campamento.
Gracias a este trabajo realizado con la fuerza y energía de los voluntarios junto al apoyo de Techo, se logró dar término al proyecto que permitirá entregar almuerzos los fines de semana a todos los niños del Campamento Sofía.

El grupo pudo disfrutar de un rico almuerzo que compartieron con los dirigentes del campamento y con el Director Regional y el Capellán SJ de Techo, en donde les contaron sobre la labor que realizan en conjunto para atender los requerimientos de los campamentos en toda la región, además de compartir historias y anécdotas.

Con esta actividad “renovamos nuestro compromiso y solidaridad como Voluntarios Telefónica para seguir aportando con nuestro granito de arena en mejorar la calidad de vida de los más necesitados, dejando de lado nuestra jornada laboral para tener un día lleno de satisfacciones y unirnos mucho más como equipo sacando lo mejor de nosotros en beneficio de otros”, comenta Pamela.



En Viña del Mar, el grupo de Voluntarios Telefónica se reunió a primera hora con los voluntarios de Techo, quienes los guiaron hasta el Campamento Mirador de Forestal Felipe Camiroaga, en donde realizaron trabajos de mejoramiento de la sede comunitaria que comparten 800 familias.
Allí fueron recibidos por los vecinos con un rico desayuno de bienvenida preparado por los dirigentes del comité y luego se dividieron en dos cuadrillas para ponerse manos a la obra, junto al grupo de Techo, entre los que había dos ingenieros (una francesa y un suizo) quienes están realizando su práctica en Techo, y dos familias del campamento.
El arduo trabajo de forrar por dentro y por fuera la sede e instalar ventanas sólo fue interrumpido por la “tallarinata” que prepararon las dueñas de casa del campamento para almorzar, y que fue compartida por todo el equipo en una gran mesa.

Luego, la coordinadora de Techo tomó la palabra y agradeció a todos por la presencia, destacó la ayuda y aporte de Telefónica a este proyecto. Después fue el turno de Alejandro, presidente de la comunidad, quien habló del origen de la toma hace 4 años, de las penas y alegrías que han vivido, de sus sacrificios, de los trámites que están haciendo para legalizar su situación y el orgullo que sienten cada vez que les resulta un proyecto y en lo que están convirtiendo su entorno.

“Al finalizar la jornada y ver el resultado, la sede bien abrigadita y confortable para que no les entre el viento, teníamos el corazón hinchado, llenito de amor y de satisfacción por la labor cumplida y por ver en sus rostros el sincero agradecimiento por lo realizado. Compartir aunque sea un día sus vidas superó todas las expectativas. Al trabajar con Techo éramos todos uno ya que el objetivo era en común y se cumplió”, cuenta Ada Acevedo.



El trabajo en el Campamento Diego Portales de Rosario era todo un desafío para los 25 Voluntarios que llegaron desde Rancagua, San Fernando, Curicó y Talca: habilitar un espacio para el esparcimiento y encuentro de los vecinos en el cual sea posible desarrollar actividades comunitarias, y construir una pequeña plaza donde los niños tengan juegos para recrearse.

Pese a las dificultades de la labor, que requirió gran esfuerzo para preparar el terreno en el que se harían las instalaciones, la jornada estuvo llena de momentos alegres y anécdotas.
Cómo instalar el “luche” y armar el columpio para que jugaran los niños fueron verdaderos retos, que pusieron de cabeza incluso a los ingenieros especialistas.
Estas dificultades fueron amenizadas con el apoyo de las familias del campamento, con los niños que usaban los juegos mientras los iban instalando y pintaban las piedras que decorarán el jardín, e incluso con la participación de un “invitado especial”: un chanchito de 2 meses que se arrancó de su corral en medio de la construcción.

Así resume la voluntaria Ximena Meza todo lo vivido: “Para mí en lo personal fue una nueva experiencia de vida, en la que si bien aportamos para mejorar la calidad de vida de las personas, recibimos tanto a cambio que es difícil de explicar. Un abrazo a mis queridos colegas y amigos, que lucieron con orgullo la camiseta del Voluntariado, y a los amigos «aperrados» de Techo, quienes se la juegan anónimamente en cada lugar y tienen el mejor sueldo: el amor sincero y el abrazo y el beso de un niño, que no tiene precio”.



Los Voluntarios de la Araucanía vieron cumplida su misión cerca de las 7 de la tarde, cuando quedó completamente instalado un cerco de 63 metros en el Campamento Pasaje Inés de Córdoba de Imperial, a 30 minutos de Temuco. Esta valla servirá de protección y seguridad a los niños de las nueve familias que allí viven, dado que el Campamento está emplazado en un cerro y existe una quebrada muy peligrosa.
Claudia Durán cuenta que a pesar de lo extenuante del trabajo, que partió con las presentación de las familias y un desayuno, el grupo se dio tiempo para compartir con las familias una vez finalizada la jornada, con la satisfacción de que ahora podrán estar más seguros gracias al trabajo en equipo realizado durante el Día del Voluntario Telefónica.



La región de Magallanes no podía quedar fuera de esta celebración de la solidaridad a nivel nacional.
Como nos cuentan Maribel Salinas y Pamela Aguilar, los Voluntarios Telefónica de Punta Arenas se pusieron en contacto con la Fundación Puro Corazón, que atiende a personas en situación de calle, para coordinar qué y cómo ayudar. Gracias a esta coordinación, los voluntarios reunieron por casi un mes gran cantidad de ropa de adultos y niños, café, azúcar y artículos escolares, ya que la Fundación también trabaja con niños.
Toda esta colaboración fue entregada a la fundación el día viernes, para luego comenzar el recorrido para entregar café y sándwichs y compartir con estas personas que tanto lo necesitan.

Maribel y Pamela cuentan que la experiencia vivida “nos deja una sensación enriquecedora para el alma. Las personas en situación de calle son personas humildes, que sienten y expresan el cariño a full. Y necesitan eso: cariño, conversar, un apretón de manos, un abrazo».
Y aunque en algunos momentos faltó el azúcar, el cariño y entrega de los Voluntarios endulzó la jornada.



En Bajos de Mena, Puente Alto, el trabajo realizado por los Voluntarios de Santiago no sólo incluyó palas, chuzos, pintura y cemento, sino que también robots.

A las 9 de la mañana comenzó el trabajo en la plaza ubicada en Sargento Menadier con Camino El Rodeo, que consistió en desmalezar la cancha de fútbol, instalar nuevos aros de básquetbol, pintar un mural, construir bancas con bloques de cemento, plantar árboles e instalar máquinas de ejercicios.

Más de 100 voluntarios participaron durante el día con toda su energía en estas actividades, gran parte de ellos pertenecientes al Proyecto BElieve.

A las 15 hrs. comenzó en la sede social de la comunidad el taller de robótica, que fue impartido por el equipo de Innovación y Desarrollo (I+D) de Telefónica, y en el que participaron 32 niños de entre 8 y 14 años, quienes se mostraron en todo momento atentos y entusiastas de aprender cómo armar y controlar un brazo robótico.

Luego de realizar una charla introductoria con los principios y leyes básicas de la robótica, los niños y niñas se pusieron manos a la obra armando su brazo robótico, el cual es controlado mediante una placa Arduino. Todo lo aprendido durante la clase podrán seguir profundizándolo gracias a la donación de Fundación Telefónica de dos computadores y un kit de robótica, que fue recibido con mucha alegría por las dirigentes de la comunidad.



En el hogar “Amor, Paz y Alegría” de la Fundación Laura Vicuña ubicado en Renca, la Gerencia de Desarrollo de Mercado realizó diversas actividades, tales como juegos y pintacaritas para las 20 niñas que allí residen, y mejoras de la sede.
Para Eric Ancelovici, Gerente en la dirección de Marketing, el trabajo desarrollado por los 59 voluntarios que respondieron al llamado fue todo un orgullo. “Quiero agradecerles a cada uno el trabajo realizado el viernes en el hogar de niñas. Realmente fue increíble el trabajo en equipo y espíritu de servicio que pude ver allí”, comentó.

Title



Arica – Campamento Mirador II, Valle de San Miguel de Azapa.

Osorno – Campamento Por un futuro mejor III, Rahue Alto: implementación de perímetro de cancha, agua potable y arcos.

Concepción – Campamento La Pera: construcción de mesas, bancas y basureros para sede social.

Coquimbo – Campamento Anita Lizana: cierre perimetral de sede social.

Iquique – Campamento Villa Padre Javier, La Tirana: pintura de biblioteca y entrega de material didáctico Lego.

Dirección de Ventas: Fundación Villa de Ancianos Padre Hurtado, Pedro Aguirre Cerda, Santiago


¡Gracias, Voluntari@s!

Voluntarios Telefónica celebraron su día en todo Chile
Voluntarios Telefónica celebraron su día en todo Chile